fanahorro.com

Porque ahorrar siempre está de moda

Consejos básicos para organizar un viaje ‘low cost’

Viajar no está reñido con el ahorro. De hecho, cada vez son más las ventajas para el bolsillo que el amante de las escapadas tiene a su disposición. Comparadores de tarifas, descuentos por reserva anticipada, ofertas de ‘2×1’ en noches de hotel o ahorros por compras online de billetes de avión son algunos ejemplos de las facilidades ofrecidas para el viajero ahorrador. Por el simple hecho de aprovechar las promociones o descuentos, el viaje puede cambiar radicalmente de precio, por lo que más vale conocer las claves del viaje ‘low cost’. Toma buena nota de estos consejos que te permitirán huir de la rutina sin gastar mucho dinero:

  1. Viajar en temporada baja. Hoteles, compañías aéreas, restaurantes y otros establecimientos turísticos aprovechan los meses de poca afluencia de público para lanzar sus mejores precios con el objetivo de atraer al viajero. Cada zona turística tiene su calendario particular, aunque hay determinados momentos del año más baratos para viajar que otros. Los billetes de avión son, en general, más económicos en los meses frescos, desde enero a mediados de marzo. Asimismo, merece tener en cuenta las atractivas ofertas de compañías de bajo coste, como Ryanair o Easyjet, junto con las propuestas de vuelos chárter, especialmente en verano. El alojamiento varía igualmente de tarifa en función de la concurrencia estacional. Los hoteles de costa son más baratos fuera del verano o Semana Santa; los alojamientos rurales, entre semana y los urbanos, en fin de semana. Además de por precio, el viaje puede cambiar de concepto según la temporada. Una escapada en julio y agosto puede salir cara para el bolsillo, pero también en disgustos por la aglomeración de público o el excesivo calor propio de esos meses.
  2. Buscar y comparar precios. Antes de dar el ‘ok’ a la compra de un viaje, es recomendable conocer las tarifas que otros operadores o empresas ofrecen por el producto deseado. Un mismo billete de avión o una noche en el mismo hotel pueden cambiar de precio según el vendedor. Esta tarea, que antaño suponía patearse muchas agencias hasta dar con la mejor tarifa, hoy se resuelve a golpe de click. Los comparadores son varios, los hay específicos de un producto o generales, pero todos ahorran tiempo y dinero al viajero. Entre ellos, destacan en la búsqueda de vuelos Skyscanner y Mirayvuela; en noches de hotel, Trivago, y en búsquedas conjuntas (vuelo, hotel y coche de alquiler), Kayak, Liligo y JetCost, además de Easyviajar, cuyo comparador aúna todo eso con paquetes vacacionales y noticias dedicadas al mundo del viaje.
  3. Ahorrar en el traslado al aeropuerto. Ya sea autobús, metro o tren, el transporte público es la mejor opción para llegar al aeropuerto y gastar lo mínimo. No obstante, no todos los viajeros tienen la suerte de vivir cerca o estar bien conectados con el aeródromo y a muchos no les queda más remedio que coger un taxi o utilizar su propio vehículo. En este último caso, conviene saber que muchos aeropuertos disponen de parkings de bajo coste y aparcamientos de larga distancia en los que se pueden encontrar tarifas económicas sólo por reservar con antelación. Se trata de zonas de parking alejadas del aeropuerto, pero bien comunicadas con él gracias a un servicio gratuito de autobuses para los viajeros. Asimismo, existen páginas como www.aparcaydespega.com que ofrecen este mismo servicio por precios tan imbatibles como 1 euro al día.
  4. Bocadillo de casa. El servicio de restauración, ya sea en el aeropuerto, directamente en el avión o en las cafeterías de gasolinera, puede dejar un poco que desear, además de resultar más caro que en cualquier otro establecimiento. Llevar una botella y un bocadillo hecho en casa para el viaje permite disfrutar de un gran placer sin la necesidad de rascarse el bolsillo antes de llegar a destino.
  5. Ocio a coste cero. Visitar un museo o acudir a un concierto son actividades que a veces se ofrecen gratuitas al visitante por acudir en un determinado día, adquirirlas por Internet o por presentar una tarjeta de descuento. Por ello, conviene informarse con antelación del ocio del destino y organizar una agenda de actividades lo más económicas posible. La tarjeta de estudiante, los cupones de descuento, además de estar al tanto de posibles promociones son otros de los aliados imprescindibles para disfrutar del ocio en el viaje sin grandes dispendios.
Más Ofertas de Alojamiento
Back to Top